19Nov/18

La norma NFPA 70B

 

La norma NFPA 70B (Prácticas Recomendadas para el Mantenimiento de Equipos y Sistemas Eléctricos) está orientada a los requerimientos relacionados con el mantenimiento del equipo y sistemas eléctricos, concentrándose en la elaboración de un plan de mantenimiento preventivo, predictivo y proactivo como la base fundamental para disminuir la accidentabilidad y aumentar la confiabilidad de los procesos.

La norma NFPA 70B deja de enfocarse en el mantenimiento preventivo para pasar a desarrollarse y dar sus lineamientos a nivel predictivo-proactivo, el que ofrece mayores ventajas, pues un programa de Mantenimiento Eléctrico Predictivo bien administrado reduce accidentes, protege a los trabajadores y reduce al mínimo las averías costosas y no planificadas, como paradas de equipo de producción, problemas inminentes que pueden ser identificados y solucionados aplicando técnicas adecuadas antes de que estos sean problemas que requieran soluciones más costosas y/o de mayor tiempo de reparación y, por lo mismo, menores ingresos en los casos de equipos en producción.Pilares de NFPA 70B

Esta norma se basa en cuatro pilares fundamentales: seguridad de las personas, gestión de mantenimiento, procedimientos específicos para cada equipo y análisis de información. El entrenamiento está definido para la formación del “Personal Calificado” conforme a lo establecido por el Artículo 100 del Código Nacional de Electricidad (NEC), OSHA 29 CFR 1910.332 y OSHA 29 CFR 1910.269 Generación, Transmisión y Distribución de Instalaciones.

El objetivo central de estas normativas es entregar un soporte especializado para el mantenimiento de equipos y sistemas eléctricos; internalizar y aplicar los conceptos modernos en materia del mantenimiento eléctrico, así como brindar ambientes de trabajo más seguros y con un alto grado de participación del personal técnico en las decisiones relativas a trabajos con y sin energía eléctrica en cualquier tipo de empresa (servicios, industrial, mineras, generación, transmisión y distribución eléctrica, etc.).

En el mantenimiento de equipos y sistemas eléctricos, se deben considerar las siguientes referencias normativas:

Identificar y diferenciar las prácticas recomendadas internacionalmente en maniobras en Media y Alta Tensión.

Aplicar las prácticas recomendadas de mantenimiento, norma NFPA 70B, edición [2016].

Utilizar los criterios descritos por la norma NETA, edición [2015] para las pruebas eléctricas.

Implementar en los trabajos de operación y mantenimiento de cada empresa, la norma de seguridad eléctrica en lugares de trabajo NFPA 70E, edición [2012].

Aplicar los requisitos indicados por la norma OSHA 29 CFR 1910.269 – Generación, Transmisión y Distribución de Instalaciones.

Norma NSEG 5 E.n. 71 – Reglamento de Corrientes Fuertes (Actualización de Pliegos Técnicos).

NCh Eléc 4/2003 – Norma de Consumos en Baja Tensión (actualmente en consulta pública).

Estándares IEEE y normas IEC (International Electrotecnical Commission).

16Nov/18

Definición de Electricidad

La Electricidad es una propiedad física de la materia. Consiste en aquella interacción negativa o positiva existente entre los protones y los electrones de la materia. El origen etimológico de la palabra es Griego, quienes la estudiaron en esta civilización la llamaron “Ámbar” por el color tan versátil y luminoso que presentaba, sin embargo el término fue introducido en la sociedad científica por primera vez por el científico inglés William Gilbert en el Siglo XVI para describir el fenómeno de interacción de energía entre partículas.

Debemos tener en cuenta el significado de dos términos más en el estudio de la electricidad, la corriente eléctrica es una magnitud física, que describe la cantidad de electricidad que pasa a través de un conductor. Existen dos tipos de corrientes, que son: La continua, que no es interrumpida por ningún lapso de vacío, debido a que es en un solo sentido. La otra es la alterna, que se alterna en dirección y no es constante.