La norma NFPA 70B (Prácticas Recomendadas para el Mantenimiento de Equipos y Sistemas Eléctricos) está orientada a los requerimientos relacionados con el mantenimiento del equipo y sistemas eléctricos, concentrándose en la elaboración de un plan de mantenimiento preventivo, predictivo y proactivo como la base fundamental para disminuir la accidentabilidad y aumentar la confiabilidad de los procesos.

La norma NFPA 70B deja de enfocarse en el mantenimiento preventivo para pasar a desarrollarse y dar sus lineamientos a nivel predictivo-proactivo, el que ofrece mayores ventajas, pues un programa de Mantenimiento Eléctrico Predictivo bien administrado reduce accidentes, protege a los trabajadores y reduce al mínimo las averías costosas y no planificadas, como paradas de equipo de producción, problemas inminentes que pueden ser identificados y solucionados aplicando técnicas adecuadas antes de que estos sean problemas que requieran soluciones más costosas y/o de mayor tiempo de reparación y, por lo mismo, menores ingresos en los casos de equipos en producción.Pilares de NFPA 70B

Esta norma se basa en cuatro pilares fundamentales: seguridad de las personas, gestión de mantenimiento, procedimientos específicos para cada equipo y análisis de información. El entrenamiento está definido para la formación del “Personal Calificado” conforme a lo establecido por el Artículo 100 del Código Nacional de Electricidad (NEC), OSHA 29 CFR 1910.332 y OSHA 29 CFR 1910.269 Generación, Transmisión y Distribución de Instalaciones.

El objetivo central de estas normativas es entregar un soporte especializado para el mantenimiento de equipos y sistemas eléctricos; internalizar y aplicar los conceptos modernos en materia del mantenimiento eléctrico, así como brindar ambientes de trabajo más seguros y con un alto grado de participación del personal técnico en las decisiones relativas a trabajos con y sin energía eléctrica en cualquier tipo de empresa (servicios, industrial, mineras, generación, transmisión y distribución eléctrica, etc.).

En el mantenimiento de equipos y sistemas eléctricos, se deben considerar las siguientes referencias normativas:

Identificar y diferenciar las prácticas recomendadas internacionalmente en maniobras en Media y Alta Tensión.

Aplicar las prácticas recomendadas de mantenimiento, norma NFPA 70B, edición [2016].

Utilizar los criterios descritos por la norma NETA, edición [2015] para las pruebas eléctricas.

Implementar en los trabajos de operación y mantenimiento de cada empresa, la norma de seguridad eléctrica en lugares de trabajo NFPA 70E, edición [2012].

Aplicar los requisitos indicados por la norma OSHA 29 CFR 1910.269 – Generación, Transmisión y Distribución de Instalaciones.

Norma NSEG 5 E.n. 71 – Reglamento de Corrientes Fuertes (Actualización de Pliegos Técnicos).

NCh Eléc 4/2003 – Norma de Consumos en Baja Tensión (actualmente en consulta pública).

Estándares IEEE y normas IEC (International Electrotecnical Commission).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *